Blog

Artículos de interés, tips, recetas y mucho más

Cuidá el planeta junto a nosotros

CBSé
17 de abril de 2016
0
Si sos muy matero es probable que todos los días elimines restos de yerba que van a parar a la basura. Hoy te compartimos un uso especial para que lo que ayer era basura hoy se convierta en tu granito de arena en el cuidado del medio ambiente.
El compost es un abono orgánico que te servirá para mejorar la tierra del jardín y para alimentar tus plantas de manera orgánica. Este abono es saludable para el medio ambiente porque generás menos basura , ya que al fabricar tu propio compost podés aprovechar los residuos vegetales del jardín y del hogar.

Podés utilizar una maceta de cualquier tamaño, canasto plástico o destinar algún rincón del jardín para su fabricación.

 

¿Qué necesitás?

De la cocina: Yerba mate usada, café y/o saquitos de té, cáscaras de huevo, frutas, verduras y hortalizas trituradas o sus cáscaras , periódicos no impresos en color,  tapones de corcho, papel de cocina, cenizas. Recordá cortar los residuos en trozos pequeños.

Del jardín: Hojas caídas o de poda, restos del corte del césped, hortalizas inservibles y ramas trituradas.

¿Cómo se hace?

Si vivís en un ambiente cerrado poné en un pote de helado o un recipiente tipo tupper que no uses, todos los restos de yerba, café, cáscaras de fruta y restos de verdura, semillas ,saquitos de té y cascaras de huevo. Recordá no usar cáscaras de cítricos y tratar de cortar los residuos en trozos pequeños.

Si tenes balcón o terraza podés utilizar una maceta grande que no uses o un balde pero debe estar perforado en el fondo para que no se acumule agua. Tenés que taparlo con algún polietileno grueso por la lluvia para mantenerlo húmedo sobre todo en verano.

En el caso que tengas un jardín podés usar un cajón con madera usada sin fondo apoyado en la tierra o simplemente un pozo pero recordá taparlo con un nylon para que no se inunde cuando llueve.

 

¿Cuándo está listo?

Un compost está a punto cuando tenga un color marrón o negruzco, olor a bosque y una temperatura fría que indica que se ha terminado la actividad de descomposición microbiana.

¿Cuánto tiempo tarda en hacerse?

Pasado tres meses en clima cálido es muy probable que esté listo. Si es invierno puede que tardes aproximadamente unos cinco meses  en tenerlo a punto.

¿Qué logramos?

Consejos extras para la preparación:

  • Mezclar en sucesivas capas material seco (hojas secas, papel cocina, diarios) con verde.
  • Agregar capas finas de tierra para acelerar el proceso.
  • Otra capa fina de ceniza de madera y/o harina de hueso para activar la descomposición. La acelera.
  • Humedecer con agua.
  • Revolver cada tanto para que la descomposición resulte homogénea.
  • Si notás un olor a podrido, significa que hay demasiada humedad. La solución es mezclar con materia seca y revolver.
  • Si ves que el compostador está lleno de materia seca y fría, significa que falta humedad. La solución será mezclar con restos de cocina verdes, húmedos y revolver.

 

Dejanos tu comentario